martes, 23 de junio de 2015

Eva

Esta película, rodada por Kike Maíllo en 2011, es inteligente, emocionante y perturbadora.

Y de ciencia fícción. Sobre inteligencia artificial. Las emociones son complejos cristales dinámicos.

Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada